Intimidad desde el diseño

Desarrollo de sistemas enfocados a la protección de datos

Con el avance de las nuevas tecnologías, y sobre todo el hecho de que cada vez damos más de nuestros datos a las empresas, está claro que la protección de datos y la intimidad están unidas en todo el ciclo de vida de dichas tecnologías, desde el momento en el que se plantea su diseño hasta su definitivo despliegue y utilización por el público general.

El objetivo primordial de la intimidad por diseño es que esta se encuentre en etapas tempranas del desarrollo y no posteriormente, y que no implique una capa añadida a ese producto o a ese sistema, es decir, debe ser parte esencial de ese producto o servicio.

Debemos usar un enfoque basado en la gestión del riesgo y de responsabilidad proactiva que integre estrategias de privacidad en todo el ciclo de vida del producto, servicio, sistema o proceso.  Es decir, que por todas las etapas por las que pase estos, desde su concepción misma, hasta su finalización, incluso retirada, así como en todas sus fases, desde la producción, operación, mantenimiento, se debe tener en cuenta medidas de protección de los datos y de privacidad, las cuales deben involucrar los procesos y las prácticas del negocio que tengan alguna implicación en el uso de los datos.

Principios que comprende la intimidad desde el diseño:

  1. Debemos anticiparnos a los eventos que pueden afectar la privacidad de nuestro producto o servicio, antes de que estos sucedan.
  2. Se le debe proporcionar al usuario el mayor nivel de privacidad sobre los datos personales suministrados ya sea en un sistema, en una aplicación, producto o servicio.
  3. La privacidad debe estar desde el momento mismo en que se planea el producto o servicio.
  4. Se debe abordar el pensamiento de todos ganan, debido a que normalmente las organizaciones tienen la percepción que cuando se incorpora funcionalidades para proteger la privacidad se sacrifican otro tipo de funcionalidades, por lo que se generen problemáticas de privacidad vs usabilidad, o privacidad vs funcionalidad, o privacidad vs beneficio empresarial, estas percepciones inicialmente son artificiales, por lo que se deben acercar y revisar en detalle, que permita un equilibrio entre dichas funcionalidades, así como explorar nuevas soluciones que permitan que los sistemas puedan coexistir con intereses diferentes.
  5. La privacidad debe pensarse desde el diseño, antes que entre en funcionamiento el sistema.
  6. Se debe aborda la transparencia en el tratamiento de los datos personales, que en efecto este se realice según los fines que estamos informando para que se van a usar.
  7. Se debe garantizar en todo momento el respeto de los derechos de los titulares de los datos personales, en ese sentido, se debe mantener un enfoque centrado en el usuario, sin perder los intereses que tiene la organización en sus actividades.

Esto  implica la adopción de medidas técnicas y organizativas cuya finalidad es aplicar de forma efectiva los principios de protección de datos e integrar las garantías necesarias en el tratamiento de los datos, teniendo en cuenta la intimidad en todo el ciclo de un producto o servicio desde su creación hasta su comercialización.

El diseño de proyectos, procesos y sistemas con la privacidad incorporada desde el inicio conlleva a brindar importantes ventajas  como:

 

Detectar  los problemas potenciales en una etapa más temprana, siendo más fácil abordarlos.

  1. El nivel de concienciación sobre privacidad y protección de datos dentro de la organización aumentará de manera natural.
  2. Las organizaciones que adoptan el principio de privacidad por diseño serán mucho más propensas a cumplir con sus obligaciones legales y por lo tanto minimizarán el riesgo de incurrir en sanciones.
  3. Las acciones de la organización serán mucho menos intrusivas y menos propensas a tener un impacto negativo en los individuos cuyos datos se están tratando.
Tomado de: escueladeprivacidad.co

Deja un comentario